Cuál es la mejor Forma de limpiar y mantener la Higiene de la Zona Interproximal

Cuál es la mejor Forma de limpiar y mantener la Higiene de la Zona Interproximal

Mi madre siempre me ha reiterado lo importante que es la medicina preventiva. Una alimentación adecuada, así como los hábitos higiénicos adecuados pueden prevenir muchas enfermedades.

Sin duda, a veces se nos olvida la importancia de la prevención y, al final, tenemos que lidiar con los pormenores de una infección o enfermedad que podríamos haber evitado adquiriendo, simplemente, los hábitos y rutinas diarias adecuadas.

En el caso de la Salud Dental estos hábitos de higiene son básicos, sobre todo para la prevención de que aparezca placa bacteriana, que puede dar lugar a caries o gingivitis.

Qué es y cómo tratar el Área Interproximal

El área interproximal se refiere al espacio que tenemos entre los dientes y que favorece el establecimiento de la placa bacteriana. La higiene bucodental diaria es fundamental para evitar la aparición de enfermedades orales.

Sin embargo, la mayoría de las personas no realizan una limpieza bucal completa y correcta, dado que solo usan un instrumento higiénico, el cepillo dental.

Y esto no es suficiente. Los huecos entre las piezas dentales acumulan muchos restos de alimentos que no pueden ser eliminados con el cepillado, lo que provoca la acumulación de placa bacteriana, desarrollándose así patologías como caries, gingivitis o periodontitis.

Fue en una sesión de limpieza en Clinicacooldent, donde uno de sus dentistas especializados en gingivitis me explico lo importante que era que me limpiara usando seda dental. La verdad es que hasta entonces, ni siquiera sabía que había algo más que el cepillo para limpiarse los dientes.

Para limpiar correctamente estos espacios interproximales y evitar estas patologías debemos diferenciar entre, los espacios interproximales abiertos que surgen de la pérdida de alguna pieza dental o por un diastema (separación excesiva de los dientes).

En este caso, es primordial una limpieza adecuada de zonas como la inserción del implante que es fundamental limpiar; los diastemas, ese amplio espacio entre los dientes que exige una higiene eficiente.

También las ortodoncias pueden suponer cierto reto en cuanto a la limpieza y las personas que se estén sometiendo a este tipo de tratamiento deben extremar la higiene dental, incidiendo en las zonas de más difícil acceso como alrededor de los brackets, bandas metálicas y los alambres.

Un cepillo interproximal es muy buena opción, pero a este, lo ideal es acompañarlo de seda dental que es lo más adecuado para eliminar la suciedad interdental que se acumula bajo la línea de las encías, previniendo así caries y enfermedades periodontales.

Lo cierto es que desde que uso la seda dental noto lo mucho que he reducido la aparición de caries. Antes pasados unos meses de una limpieza a fondo en el dentista solían aparecerme nuevamente manchas y caries en las muelas. Ahora, desde que me limpio con el cepillo y con la seda dental ya no me aparecen caries y he reducido drásticamente mi tendencia al sangrado de mis encías.

Sigo acudiendo al dentista, pero son más bien visitas anuales para hacer una revisión general y una limpieza de mantenimiento. De hecho, el propio dentista me felicita por mi estupenda salud bucal.

Si bien, nunca la hubiera conseguido sin su consejo de usar diariamente la seda dental.