Toda una ciudad sin caries

Toda una ciudad sin caries

¿Te imaginas toda una ciudad sin caries? La verdad es que para un odontólogo jubilado como yo es algo impensable, pero está claro que las nuevas generaciones vienen pegando fuerte, y son conscientes de la importancia de tener una dentadura sana. Pues Toledo puede ser la primera ciudad sin caries gracias al proyecto elaborado en la Clínica ZM. Te voy  a contar en qué consiste porque me parece una idea muy acertada.

Se trata de un programa de prevención dental infantil implementado con el objetivo de disminuir el índice de caries en España. Desgraciadamente los datos dicen que la caries afecta al 33% de los niños menores de cinco años en España, porcentaje que asciende al 40% en los menores de 15 años, al 95% en los adultos a partir de 30 años y al 100% en los ancianos, según ha informado el Consejo General de Dentistas.

La caries es, junto con la enfermedad periodontal, una de las principales enfermedades que afectan a la cavidad bucal de las personas en todo el mundo. Entre los países europeos, Suecia obtuvo las mejores estadísticas en disminución de caries al utilizar un programa preventivo basado en las necesidades de cada paciente. Siguiendo las directrices del programa utilizado en Suecia, el proyecto Toledo Sin Caries surge para demostrar que, mediante la educación preventiva y la correcta ingesta de alimentos, es posible preservar la salud bucodental. Y desde este clínica se quiere demostrar.

Los niños se ven especialmente afectados por la caries durante todo su crecimiento, situándose en varios grupos de riesgo comprendidos entre los seis y los catorce años. Cada grupo tiene unas necesidades concretas en la lucha contra esta afección. La educación es la base para adquirir hábitos importantísimos que queremos que los niños incorporen en su rutina diaria. Por eso, desde se impulsa este proyecto, cuyo principal objetivo es la cercanía con los niños y el aprendizaje efectivo. Este acercamiento intenta, con ayuda de las instituciones educativas, concienciar respecto a las medidas preventivas para mejorar su calidad de vida.

A través de esta iniciativa, se pretende que los niños entiendan la importancia de seguir una correcta higiene bucodental y de visitar al dentista con frecuencia. El propósito es demostrar que, mediante la educación orientada a la salud y a las medidas preventivas individualizadas, se puede preservar la salud bucodental.

Educación

La única forma de conseguir esta meta es educar a los niños y ofrecerles toda la información para que sean capaces de tomar sus propias decisiones, todo ello mediante un proyecto ameno y entretenido, y un proceso de aprendizaje que será como un juego más.

Pautas

Estas son algunas pautas que tienes que poner en marcha para una correcta limpieza bucal que nos ofrecen desde el colegio de odontólogos de Valencia.

  1. Cepillar nuestros dientes cada vez que comemos o al menos 3 veces al día.
  2. El cepillado no es suficiente. Debemos además utilizar el cepillo interdental y el hilo dental para conseguir sacar los restos de comida que se quedan entre las piezas. Hacemos cepillados muy rápidos y olvidamos que entre los dientes también se queda comida y hay que saber sacarla.
  3. Usar un colutorio o enjuague bucal con flúor. Los recomendados para niños son buenos tanto para ellos como para nosotros.
  4. Beber agua en cantidad. La falta de una hidratación adecuada (se recomiendan dos litros diarios de agua) puede implicar un aumento de la placa bacteriana e incluso problemas de inflamación de encías así como de creación de caries (azúcar).
  5. Moderar la ingesta de bebidas carbonatadas, ácidas, azucaradas y alcohólicas sin olvidar limpiar los dientes a conciencia tras su ingesta.
  6. Si no es posible dejar de fumar (que sería lo idóneo para nuestros dientes), moderar y controlarlo. Es necesario recordar que en el 100% de los casos, el fumador se queda antes sin dientes que el no fumador. El tabaco destruye las encías.

Toledo Sin Caries es un método de prevención que parte de la educación y que pretende implicar a los niños y a sus padres para garantizar que esas sonrisas nos lleven a un futuro brillante desde hoy. Si este programa preventivo se realiza durante la segunda maduración del esmalte, existe una alta probabilidad de que las superficies dentarias se mantengan intactas para toda la vida. Veremos si tiene éxito y seguro que se tiene que implantar en más ciudades de España. Está claro que la salud llega por la boca, y ahora todos lo sabemos.