10 consejos para que el verano no afecte a tu salud dental

10 consejos para que el verano no afecte a tu salud dental

El verano es una de las épocas más esperadas del año debido a la llegada del buen tiempo y el periodo vacacional. Sin embargo, durante esta época del año también se suele descuidar la alimentación y las rutinas de higiene. Por eso, en este artículo hemos reunido 10 consejos para que el verano no afecte a tu salud dental.

  1. Bebe mucha agua

Es importante tener una buena hidratación durante todo el año, pero todavía más en verano debido a las altas temperaturas. Y es que en circunstancias normales se recomienda beber dos litros de agua, pero en verano más para evitar la deshidratación. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria por cada grado superior a los 38 hay que beber 500 mililitros de agua más, tal y como recoge El Diario en un artículo que puedes leer completo pinchando aquí.

Además, no sólo hay que beber agua para evitar la deshidratación del cuerpo. La sequedad bucal por no beber suficiente agua puede provocar problemas dentales como caries. Así que no te olvides de beber suficiente agua durante la temporada estival.

  1. Continúa con tu rutina de higiene bucodental

Por supuesto, si no quieres que el verano afecte a tu salud bucodental es muy importante que continúes con tu rutina de higiene bucodental. Y es que en verano es normal pasar más tiempo fuera de casa y perder las rutinas. Pero debes seguir cepillándote los dientes como lo hacías en invierno o primavera.

  1. No te olvides de tu kit dental en vacaciones

Si te vas de vacaciones es importante que lleves en la maleta un kit dental. En ese neceser no puede faltar tu cepillo de dientes, tu pasta de confianza y los artículos que utilices en tu rutina de cuidado como el colutorio o el hilo dental.

  1. Protege tus labios del sol

Si quieres lucir una sonrisa sana y bonita es importante que además de tus dientes cuides también los labios. Por ello, en verano debes proteger tus labios de los rayos solares al igual que aplicas crema solar cuando vas a tomar el sol.

Así que compra un labial con protección solar y aplícatelo cada vez que vayas a salir de casa, ya que tu rostro va a estar siempre expuesto al sol.

  1. Ten cuidado con los alimentos ácidos

“En verano es habitual tomar alimentos con altos niveles de acidez como la piña o los frutos secos. Por eso hay que extremar los cuidados dentales y disfrutar con moderación porque este tipo de alimentos puede provocar aftas bucales”, explican desde HQ Tenerife, tu clínica dental de confianza en Tenerife sur.

  1. No abuses de la piscina

A todos nos gusta darnos un buen chapuzón en la piscina para poder sofocar las altas temperaturas. Sin embargo, no hay que abusar de las piscinas y estar todo el día en remojo.

Uno de los motivos es que el agua de las piscinas puede debilitar los dientes. Esto se debe a que el cloro contiene diferentes productos químicos que erosionan el esmalte.

Por eso, se recomienda no abusar de las piscinas y enjuagarse la boca con agua marina porque el agua salada ayuda a reducir las bacterias.

  1. Reduce la ingesta de alimentos ricos en azúcares

Los sorbetes, granizados, helados y zumos tan habituales en verano son bebidas que contienen unos altos niveles de azúcar. Por eso que hay reducir (o al menos limitar) la ingesta de este tipo de alimentos. Y es que los azúcares favorecen la aparición de caries.

  1. Mastica chicle fuera de casa

En verano es normal comer o cenar fuera de casa, ya sea en la playa, en la piscina de unos amigos o en un restaurante. Por lo que para continuar tu rutina de higiene intenta llevar siempre en el bolso un cepillo y pasta de dientes. Pero si no puedes, un truco es masticar chicle sin azúcar cuando no se pueden cepillar los dientes. Y es que el chicle ayuda a eliminar la suciedad.

  1. Consume alimentos frescos y de temporada

Tener una alimentación saludable es fundamental durante todo el año, pero todavía más en verano porque se suelen producir bastantes excesos. Es por ello que es importante consumir alimentos frescos y de temporada como la sandía, el pepino, el calabacín o el tomate.

  1. Modera el consumo de alcohol

Un cervecita fresca en una terraza, un cóctel por la noche o un tinto de verano para acompañar una comida. En verano apetece mucho más tomar alcohol. Pero hay que moderar su ingesta, ya que es perjudicial para la salud en general, pero también para la salud bucodental.

Estos son algunos trucos que te ayudarán a conseguir que el verano no afecte a tu salud bucodental.