8 consejos para recuperarse rápido de una lesión muscular

Entradas recientes

Categorias

Las lesiones musculares suelen ser frecuentes en personas que practican deporte. Y pueden llegar a ser frustrantes y dolorosas. Sin embargo, algunas acciones que se pueden hacer para acelerar la recuperación de una lesión muscular y volver a la normalidad lo antes posible. Por eso, en este artículo vamos a indicar 8 consejos para recuperarse rápido de una lesión muscular.

  1. Aplica hielo tras la lesión

Una vez que se ha producido la lesión, es importante aplicar hielo en el área afectada para reducir la inflamación y el dolor. Además, el frío también ayuda a prevenir la aparición de moratones. De esta forma, se recomienda aplicar hielo durante unos 20 minutos y varias veces al día, durante los primeros días después de la lesión.

También una vez que han pasado 72 horas de la lesión en algunos casos puede ser beneficioso aplicar calor en la zona porque reduce la rigidez muscular, aumenta el flujo sanguíneo y reduce el dolor.

  1. Eleva la zona afectada

Si es posible, los especialistas recomiendan elevar el área afectada porque puede ayudar a reducir la inflamación. Esto se debe a que el flujo sanguíneo se reduce cuando la extremidad está elevada, lo que ayuda a disminuir la inflamación y la hinchazón.

  1. Descansa adecuadamente

Uno de los consejos fundamentales para recuperarse de una lesión muscular es descansar adecuadamente. A menudo, muchas personas intentan seguir adelante con sus actividades diarias e incluso siguen practicando su deporte habitual. Pero esto es un gran error porque solo agrava la lesión y retrasa la recuperación.

Es importante permitir que el cuerpo tenga tiempo suficiente para curarse, lo que significa descansar y evitar cualquier actividad que pueda agravar la lesión. Además, una vez que se vuelva a practicar deporte se debe hacer de manera gradual, ya que se requiere adaptación. Normalmente si se ha parado la actividad durante una semana puede ser suficiente con un día de adaptación, pero si la lesión ha sido larga se requiere de al menos una semana.

  1. Acude a un fisioterapeuta

Por supuesto, también puede ser beneficioso acudir a un fisioterapeuta. “Cuando acude una persona a la clínica que ha sufrido una lesión muscular se suele analizar el problema y un tratamiento habitual suele ser el masaje terapéutico. Porque ser beneficioso para ayudar a aliviar la tensión y el dolor muscular, así como mejorar la circulación sanguínea. Un masaje también puede ayudar a reducir la inflamación y la rigidez muscular. Sin embargo, es muy importante confiar en un profesional capacitado y experimentado para evitar agravar la lesión”, explican desde Vitalfisio, clínica de fisioterapia en Burgos.

  1. Comprime la zona con vendajes

Si la lesión es en un músculo o articulación que necesite soporte adicional. El profesional determinará si es recomendable usar vendajes o férulas para ayudar a mantener la zona comprimida. Porque esto ayuda a reducir la hinchazón y el dolor, y también es beneficioso para acelerar el proceso de curación. No obstante, este proceso lo debe determinar un profesional.

  1. Realiza ejercicios de estiramiento suaves

Una vez que el dolor y la inflamación han disminuido, es importante comenzar con ejercicios de estiramiento suaves para evitar la rigidez muscular y mejorar la flexibilidad. Los estiramientos deben realizarse con cuidado y nunca hasta sentir dolor agudo. Siempre es mejor comenzar con ejercicios de estiramiento suaves y aumentar la intensidad gradualmente a medida que la lesión se vaya curando.

  1. Aumenta la ingesta de proteínas

La proteína es esencial para la reparación y el crecimiento muscular. Y por ello, aumentar la ingesta de proteínas en la dieta puede ayudar a acelerar la recuperación y promover la curación del músculo lesionado. Las fuentes de proteínas incluyen carne magra, pollo, pescado, huevos y frutos secos. Pero estos tan solo son algunos alimentos ricos en proteína, si quieres conocer más alimentos interesantes para introducir en la dita te recomendamos leer este artículo de Mia Revista.

  1. Fortalece los músculos

Además de los estiramientos, también es importante fortalecer los músculos afectados para evitar futuras lesiones. Esto se puede lograr mediante ejercicios de fortalecimiento muscular específicos para la zona afectada. Un fisioterapeuta puede diseñar un plan de ejercicios de fortalecimiento muscular personalizado y seguro. Y también adecuado a los tiempos de recuperación.

Estos son algunos consejos efectivos para recuperarse rápido de una lesión muscular. Pero como hemos indicado si quieres recuperarte de manera segura lo mejor es acudir a una clínica de fisioterapia para poner en manos de un profesional el tratamiento de la lesión.

Entradas Populares Relacionadas

Una jubilación demasiado precoz

Una jubilación demasiado precoz

Hola a todos. Mi nombre es Enric y soy el primero en inaugurar este nuevo blog para contar mi historia. Llevo jubilado dos años, pero mucho más tiempo sin poder…

Probando cosas nuevas, a mi edad

Probando cosas nuevas, a mi edad

Yo pensaba que a mi edad tenía pocas cosas que descubrir en cuestión de alimentación, pero ahora resulta que hay miles de cosas que no he probado y que mi…

Niños que cumplen años en Navidad

Niños que cumplen años en Navidad

No es que yo conozca a muchos pequeños que hayan nacido en navidad pero tengo a mi nieto, que es un amor de niño, con el que siempre tenemos un…