Aumenta el número de ancianos que visita una clínica dental en España

Aumenta el número de ancianos que visita una clínica dental en España

A medida que nos vamos haciendo mayores y se acerca la jubilación, las personas solemos mostrar un mayor interés por el cuidado personal propio y el mantenimiento de la salud, cuestiones de las que quizá pasamos un poco más cuando somos jóvenes y no tenemos tanto peligro de caer enfermos. Conservar un estado de salud óptimo es algo que depende de una buena nómina de factores y del cuidado de todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo, incluyendo la que es la protagonista de este artículo: la salud dental. 

La salud dental tiene una serie de relaciones con otros problemas físicos que haríamos bien en no olvidar. Por poner varios ejemplos, una mala salud dental podría ser la responsable de que parezcamos problemas físicos en el oído, dolores de cabeza y, además, riesgos en el sistema cardíaco. Teniendo en cuenta lo que puede suponer eso para una persona mayor, parece obvio pensar que es mejor cuidar de nuestra salud bucodental a medida que vamos cumpliendo años. Es algo que no cabe duda que es recomendable para todas esas personas que encaran la etapa de la vejez. 

Una noticia publicada en la página web de Infosalus nos ofrecía una serie de razones por las cuales el mantenimiento de una buena higiene en salud dental es más importante para las personas mayores. El motivo de más peso es el hecho de que, cuantos más años tenemos, mayor es el riesgo de sufrir cualquier problema que tenga que ver con nuestra boca o dientes. Y, en el párrafo anterior, ya os hemos comentado los problemas que pueden estar asociados a ello. Siempre es mejor prevenir que curar y, en lo que respecta a la salud dental, no cabe duda de que hay que tomarse a rajatabla ese refrán. 

Es cierto que hay otra tendencia de pensamiento que indica que la salud bucodental no es algo que dependa de la edad, tal y como se nos indica en esta noticia de la SEPA. Es evidente que la edad da igual cuando no cuidamos de nuestros clientes, porque tengamos 10 o 80 años vamos a sufrir las consecuencias de nuestra dejadez. A lo que nos venimos refiriendo es a que, a medida que vayamos cumpliendo años, aumentemos la frecuencia del cepillado, visitamos al dentista al menos un par de veces cada año y estemos continuamente pendientes del estado en el que se encuentran nuestros dientes. 

Las personas mayores son las que más necesitan los servicios de un buen dentista en España. Y lo son por varios motivos: el primero, porque son los más reticentes a acudir a las clínicas dentales, lo que termina provocando que su salud dental sea peor. El segundo de los motivos tiene que ver con los riesgos que sufren, que son mayores que los que puede sufrir cualquier otra persona. Por suerte, y según nos han indicado en una reunión reciente los chicos y chicas de Dental La Paz, ha aumentado en España el número de personas mayores de 65 años que acude a una clínica dental. 

Un verdadero alivio 

Ni que decir tiene que el dato que os acabamos de proporcionar nos deja mucho más tranquilos que si la realidad fuera la contraria. Estamos en un momento en el que hemos aprendido a valorar la importancia que tiene la salud en la vida de las personas y parece que eso ha tenido una importante influencia en la mejora del mantenimiento de la salud dental de buena parte de la población española más envejecida. Seguro que este dato también deja mucho más alivio en el seno de familias que cuentan con personas de edad avanzada. 

Una cosa está clara: los familiares tenemos que poner todos los elementos posibles por nuestra parte para facilitar que los ancianos puedan acudir al dentista sin problemas y puedan obtener todos los productos recomendados por estos profesionales también sin ningún tipo de complicación. Estamos todavía metidos en una pandemia y tenemos que acompañarles casi a cualquier lado para que se sientan seguros y seguras. De no ser así, probablemente prefieran quedarse en casa, aunque eso signifique degradar su estado de salud dental. No sería la primera vez que ocurre. 

La salud dental es importante para todo el mundo, que nadie se atreva a dudarlo. Pero hay riesgos que los ancianos asumen y que no son padecidos por todas las personas. No obstante, queremos recordar que todos y todas vamos a llegar a ser ancianos y ancianas en algún momento y que, lógicamente, si queremos llegar en un buen estado de salud dental, tendremos que cuidar de nuestros dientes desde ya. Tenemos todos los elementos y herramientas necesarios para ello, así que solo nos queda sacar el máximo rendimiento de ellos para conseguir tener una vejez tranquila y cómoda, que es lo que nos hemos merecido durante toda la vida.