La salud bucodental y cómo afecta al resto del organismo

La salud bucodental y cómo afecta al resto del organismo

La salud bucodental está relacionada de manera directa con el resto del organismo, aseguran en la clínica dental Plaza Prosperidad, y su influencia en enfermedades cardíacas y otras patologías, como la diabetes, está totalmente demostrada. Además, una correcta salud bucodental permite disfrutar de una buena calidad de vida, comer, hablar y lucir una sonrisa perfecta. Así pues, no dejes de acudir a esta clínica denta si necesitas algún tratamiento de odontología.

Las revisiones periódicas son fundamentales para mantener una buena salud bucodental, afirman en esta clínica de Madrid, con más de 20 años de experiencia ofreciendo una atención dental especializada e integral, por lo que cuentan todas las áreas de la odontología dentro del mismo centro en el que han tratado a más de 15.000 pacientes, lo que les convierte, a día de hoy, en todo un referente.

Además, cuentan con la más alta tecnología dental para ofrecer diagnósticos y tratamientos de éxito para ofrecer a sus pacientes la máxima comodidad y seguridad durante sus tratamientos y revisiones. La clínica dental cuenta con dos gabinetes totalmente equipados, una sala de esterilización, un área administrativa y una sala de espera. Todo pensado, para que la experiencia de sus pacientes sea de lo más agradable.

No dudes en acudir a esta clínica donde te ofrecerán una primera visita gratuita en la que te harán una revisión oral completa y te informarán sobre el estado de tu salud, así de cómo mejorarla. Si necesitas algún tratamiento, te explicarán detalladamente todo el proceso y de los resultados que conseguirás. También te hablarán de las técnicas de prevención de enfermedades en función de tus necesidades.

Las enfermedades bucodentales más comunes

La caries dental, es la patología más común entre la población española, y se produce por la acción de determinadas bacterias, que poco a poco van desmineralizando el diente. De no tratarse, puede acabar provocando una infección que afecte al interior del diente y provocar la pérdida de la pieza dental.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud bucodental, es esencial para tener una buena salud y una buena calidad de vida y se puede definir como la ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades de las encías, caries, pérdida de dientes y otras patologías y trastornos que impiden al afectado o afectada morder, masticar, sonreír y hablar, correctamente y sin problemas, y que además, afectan a su bienestar emocional.

La prevención es la clave de una buena salud bucodental y esta debe incluir, el fomento de una dieta equilibrada pobre en azúcares libres, para prevenir el desarrollo de caries dentales, la pérdida prematura de dientes y otras enfermedades relacionadas con la dieta; el consumo de frutas y verduras, que desempeñan una función protectora en la prevención del cáncer bucal; la reducción del consumo de tabaco y vaporizadores, el consumo de alcohol, para prevenir el cáncer bucal, periodontopatías y pérdidas de dientes; el uso de protectores para practicar deportes, a fin de reducir el riesgo de traumatismos faciales.

Otros factores de riesgo serían la exposición insuficiente al flúor, ya que la caries dental se puede prevenir a través de la administración baja y constante de flúor en la cavidad bucal, que se puede obtener perfectamente a través de diversas fuentes, entre ellas el agua potable, la sal, o los dentífrico fluorados. Se debería alentar el cepillado con dentífrico fluorado (1000 a 1500 ppm) dos veces al día.

La OMS advierte que son las clases desfavorecidas las que más problemas bucodentales presentan y por eso, es necesario reducir las desigualdades en este sentido, y se han de “abordar los determinantes sociales en general, mediante una serie de políticas complementarias preliminares, intermedias y finales integradas, por ejemplo: fluoración del agua, reglamentación de la comercialización y promoción de alimentos azucarados para niños, e impuestos a las bebidas endulzadas con azúcar. Además, el fomento de entornos saludables, por ejemplo, ciudades y lugares de trabajo saludables, así como de escuelas que promuevan la salud, es crucial para crear entornos generales que propicien la salud bucodental”, ha declarado la Organización.

La desigual distribución de odontólogos y la falta de centros de salud apropiados en la mayoría de los países implica que el acceso a los servicios de atención primaria de salud bucodental es insuficiente y su cobertura varía entre el 35% en los países de bajos ingresos, el 60% en los países de ingresos bajos y medianos, el 75% en los países de ingresos medianos altos y el 82% en los países de altos ingresos.

La promoción y prevención de la salud, es todavía una tarea pendiente en buena parte del mundo, y muchas personas desfavorecidas siguen sin poder a un sistema de salud público y de calidad, que incluya el campo de la salud bucodental.