Consecuencias de la mala higiene bucodental

Consecuencias de la mala higiene bucodental

A pesar de que nuestra sociedad es cada vez más consciente de los problemas y enfermedades que puede causarnos no tener un correcto cuidado de la cavidad bucal, aún queda mucho por hacer, tanto a nivel informativo como de prevención y, por supuesto, a nivel de concienciación social sobre la necesidad de una correcta rutina de higiene bucodental desde la más tierna infancia. Todo esto provoca que aún sean muchas las deficiencias que tenemos en nuestro país y que niños pequeños sufran, de forma generalizada, de caries, gingivitis e incluso de pérdida de piezas dentales.

Medroom, desde que inició su andadura informativa, ha intentado hacer hincapié en estos problemas para conseguir que nuestros lectores sean conscientes del problema y de la necesidad de prevención, a partes iguales, pero tras dos años juntos estamos comprobando que aún son muchos los usuarios de este portal que siguen teniendo muchísimas dudas, y por eso, seguiremos incidiendo todo lo que haga falta. Además, y por desgracia, las estadísticas demuestran que España sigue, más o menos, en el mismo punto que antes. La parte positiva es que no hemos empeorado, la parte negativa es que tampoco hemos mejorado.

Es bastante obvio que hay personas que debido a su composición salival, falta de calcio, vitaminas u otros problemas ajenos a nosotros mismos, tienen problemas bucodentales acuciados, y por más cuidado que tengan no consiguen mejorar su situación. Sin embargo, estos son casos aislados que no podemos tener en cuenta al generalizar y, por eso, podemos afirmar que en España la mayor parte de problemas llegan a nosotros desde el desconocimiento, falta de cuidado e higiene y falta de prevención.

Enfermedades generalizadas

Desde este, vuestro y nuestro blog, hemos ofrecido las claves del éxito en innumerables ocasiones en lo que a higiene y cuidado dental se refiere, y estamos seguros de que la mayoría de vosotros, nuestros lectores, tienen una rutina higiénica y preventiva estupenda, pero aun así hay quienes no terminan de entender la peligrosidad que tiene no lavarse los dientes tres veces al día, acostarse con la dentadura sucia, no usar hilo dental o no usar colutorio. Por eso, y para que todos entiendan lo que eso puede acarrear, vamos a hablar de las enfermedades con mayor incidencia actualmente, relacionadas con nuestra dentadura y que, por ende, más probabilidades de sufrir tiene la población española si no cuida sus hábitos.

La caries, lógicamente, es una de ellas, pero parece que ya nadie le tiene miedo. Supongo que es porque no saben que una caries puede acabar llevando a la pérdida de la pieza dental sin un correcto cuidado, pero hoy por hoy eso ya no asusta a nadie. Todos tenemos caries ¿verdad? Tal vez haya otras cosas que nos asusten más.

Cáncer Oral: el cáncer oral suele tener como causa principal el tabaco o el consumo de alcohol. También puede provenir de la infección por el virus del papiloma humano (VPH), la frotación prolongada (crónica) (a causa, por ejemplo, de dientes ásperos, dentaduras postizas u obturaciones), tomar medicamentos que debilitan el sistema inmunitario (inmunodepresores) y una higiene oral y dental deficientes.

De entre toda esa lista, hay cosas que no está en nuestras manos evitar (aunque sí prevenir), pero sí está en nuestra mano evitar una mala higiene oral y dental, fumar o beber alcohol ¿verdad? Según el Consejo General de Dentistas de España, los síntomas del cáncer oral son:

  • Manchas en la boca blancas o rojas parecidas a los hongos que no se van al rasparlas.
  • Un bulto en la lengua (que no tiene porqué ser maligno pero puede serlo)
  • Una úlcera que no acaba nunca de curarse (las indoloras son las más preocupantes)
  • La inflamación de una parte de la boca
  • Dolor al masticar o tragar alimentos sin causa aparente

Gingivitis: se trata de una enfermedad bacteriana que provoca inflamación y sangrado de encías. Puede provocarla la  mala higiene oral y dental, los restos alimenticios que pueden quedar atrapados entre los dientes, el crecimiento de las muelas del juicio, la placa dental, etc. El tratamiento para la gingivitis pasa por un raspado que elimine los contaminantes, tomar antibióticos, limpiezas dentales, etc.

Otras consecuencias de la mala higiene bucal son: halitosis, enfermedades cardiovasculares, cuadros infecciosos, cuadros inflamatorios, endocarditis bacteriana, enfermedades periodontales, pérdida de dientes, noma, etc.