Implantes y prótesis dentales, la edad no es un problema para la dentadura

Implantes y prótesis dentales, la edad no es un problema para la dentadura

Si nos agarramos al cliché de toda la vida, una persona mayor la imaginamos con cachaba, casi doblado y sin dientes en la boca. ¿Por qué? Pues porque es un prejuicio que llevamos arrastrando desde hace mucho tiempo. Es cierto que hace muchos años era así, pero en pleno siglo XXI esto no se puede consentir. El ser una persona de la tercera edad no supone no tener dientes. Para nada. Es una creencia errónea y que no tenemos que pensar.

Y es que, en los últimos años los avances tecnológicos ha permitido que las personas mayores también puedan tener su dentadura perfecta. Es más, se piensa que por ser mayor ya no se necesitan los dientes y es al revés. A esa edad, para poder triturar los alimentos y no provocar problemas de estómago, lo que hay que hacer es cuidar aún más nuestra dentadura. Desde la Clínica Dental Tomares nos cuentan los dos mejores procesos que hay para que las personas mayores tengan su dentadura correcta: los implantes y las prótesis dentales.

Implantes dentales

Cuando se llega a una determinada edad, la pérdida de piezas dentales es normal. Es una pena, pero es ley de vida. Sin embargo, la parte buena es que es muy fácil devolverle la funcionalidad y estética a tu sonrisa. Ya no hace falta quedarse sin dientes. Todo esto es posible gracias a los implantes dentales, que son elementos artificiales fabricados en titanio biocompatible que se colocan en la encía del paciente y sustituyen a la pieza dental perdida.

Con ellos se puede masticar, sonreír y hablar con total normalidad. Además, son tan similares a los dientes naturales que nadie notará que llevas implantes. Y es que la estética es algo también importante a cierta edad. Ahora somos muy coquetos, aunque tengamos 80 años.

Desde la Clínica nos cuentan los diferentes implantes que se pueden hacer

Implantes dentales en dos fases: en la primera sesión se coloca la raíz del implante en la encía, después tiene lugar el proceso de osteointegración, mediante el cual el hueso y los tejidos cicatrizan, y después, en la segunda sesión, se coloca la corona.

    Implantes dentales de carga inmediata: es una técnica que permite que el paciente salga de la clínica con los implantes colocados en una sola sesión, sin tener que esperar al proceso de osteointegración.

    Implantes dentales all-on-four: se trata de una prótesis dental de arcada completa fija sobre cuatro implantes.

    Implantes dentales all-on-six: la misma técnica, pero sobre seis implantes.

La principal ventaja de llevar implantes dentales son numerosas. Entre ellas cabe destacar que son muy cómodos, seguros y estéticos. Además, las intervenciones para la colocación de implantes no suelen ocasionar muchas molestias.

Y aunque te hemos dicho que los implantes dentales son la mejor solución para reemplazar una pieza dental perdida cuando somos mayores, no solo se puede usar en edades avanzadas, sino en cualquier etapa de la vida.

Para que la intervención se realice sin riesgo es necesario que el paciente tenga unas buenas condiciones de salud oral. Por ello, un profesional deberá hacer una exploración oral para evaluar si se pueden colocar implantes.

Prótesis dentales

Tenemos claro que perder piezas dentales puede ser fruto de una edad avanzada, de un golpe o caída o de una caries pronunciada. En cualquier caso, la pérdida de piezas dentales tiene solución gracias a las prótesis dentales. Se trata de dispositivos artificiales que nos permiten reemplazar los dientes perdidos, ya sea solo uno, varios o la arcada completa.

    Prótesis dental fija: tratamiento con prótesis que una vez colocada queda unida a la boca del paciente de forma permanente. Se puede sujetar sobre dientes naturales, que hace falta tallar previamente, o sobre implantes dentales. Gracias a la gran adherencia de este tipo de prótesis, se consigue la misma funcionalidad que antes.

    Prótesis dental removible: tratamiento con prótesis que se conocen popularmente como dentaduras postizas. Pueden ser de arcada completa o parcial y su principal característica es que son removibles, es decir, que puedes quitártela para dormir y siempre que quieras. Además, se deben limpiar bien después de cada comida.

Dependiendo de lo que se cuiden, las prótesis dentales pueden durar entre cinco y diez años. Además, la prótesis dental se debe limpiar en un vaso de agua con una pastilla especial y se debe seguir la rutina habitual de higiene de la lengua y las encías. Las prótesis dentales otorgan una imagen natural y nadie se dará cuenta de que los llevas puestos.