Las adicciones más comunes y cómo superarlas

Las adicciones más comunes y cómo superarlas

Las adicciones son más comunes de lo que pensamos. Y es que existen adicciones a multitud de sustancias y conductas nocivas. En este artículo vamos a ahondar un poco más en este tipo de enfermedad para conocer las adicciones más habituales y cómo es el proceso de recuperación. 

· Las adicciones más habituales 

Antes de nada hay que destacar que existen adicciones a sustancias como puede ser el alcohol, las drogas, el tabaco o el café. Pero también existen adiciones a determinadas conductas, denominadas adicciones conductuales, en las que los enfermos pierden el control sobre una determinada acción y generan una dependencia. Entre las adicciones conductuales en este artículo vamos a destacar la adicción al juego, pero existen muchas más como adicción al sexo, a las compras compulsivas o a la comida. 

· Alcoholismo 

Entre las adicciones más comunes hay que destacar el alcoholismo por varios motivos. En primer lugar se trata de una adicción común porque es muy fácil conseguir este tipo de sustancia al ser legal en la mayoría de países. Además, genera graves problemas de salud para los adictos, pero también puede ocasionar problemas a terceros porque el alcohol fomenta que las personas actúen de forma arriesgada. 

Para entender mejor esta enfermedad hemos recogido algunas cifras de la Organización Mundial de la Salud. Según la OMS cada año se producen 3 millones de muertes en el planeta por el consumo nocivo de alcohol, estas muertes representan el 5,3% de defunciones. Una cifra que aumenta todavía más en la franja de 20 a 39 años, ya que el 13,5% de las muertes están relacionadas con el consumo de alcohol. Estas solo son dos llamativas cifras que indica la OMS, pero si quieres consultar todos los datos sobre alcoholismo que destaca la organización puedes hacer click aquí

· Adicción al cannabis y otras drogas

Son muy comunes las adicciones al cannabis y otras drogas como la heroína, la cocaína o las metanfetaminas. Cualquier tipo de drogadicción es altamente peligroso porque pueden generar cambios cerebrales duraderos. En función de la droga en cuestión y la persona tendrá unas consecuencias u otras. Pero por ejemplo, el consumo de cannabis está relacionado con el desarrollo de trastornos mentales como la esquizofrenia, pero también presenta deterioro cognitivo, afectando a la inteligencia, la memoria y el habla. 

· Adicción al juego. 

La ludopatía es una adicción que ha crecido exponencialmente en los últimos años, especialmente entre los más jóvenes y a causa de la aparición de las apuestas por Internet.  

Este trastorno consiste en la urgencia constante e incontrolable de apostar, afectando a la vida personal, económica, familiar y laboral. 

Y las cifras son escalofriantes. Se estima que cerca de un millón y medio de personas apuestan online en España y cerca del 28% de los menores españoles han apostado alguna vez. Además, dos de cada tres jóvenes que realizan apuestas tienen un problema de adicción, según la Unidad de Investigación del Juego de la Universidad de Valencia. 

· Cómo superar las adicciones 

En la mayoría de casos es necesario acudir a un centro especializado o guiar el proceso por un profesional. Para tratar cualquier adicción se suelen seguir tres fases:

  1. Desintoxicación: el primer paso de cualquier tratamiento para superar una adicción comienza con la desintoxicación. Fase en la que el paciente deja de consumir la sustancia o practicar la conducta a la que es adicto. Esta es una fase complicada que suele realizarse bajo supervisión médica en centros especializados, por diferentes motivos. Además los pacientes suelen presentar síndromes de abstinencia.  
  2. Deshabituación: las adicciones alteran los hábitos de las personas. En esta fase hay que identificar los hábitos adquiridos por los pacientes durante la adicción para cambiarlos por hábitos sanos que ayuden a mejorar su vida. 
  3. Rehabilitación: en la fase de rehabilitación se busca recuperar las habilidades personales y sociales perdidas, reducir la ansiedad y aprender a controlar los impulsos. En esta fase son muy importantes las terapias. 


“Las terapias son fundamentales en el proceso de rehabilitación. Existen diferentes tipos de terapias como individuales, grupales o de familiares o de pareja, cada una con una finalidad diferente. En las individuales se realiza un seguimiento del paciente, se establece la hoja de ruta a seguir, se conoce mejor la enfermedad y se expresan los sentimientos para aprender a afrontarlos. Las terapias grupales se caracterizan porque en ellas se comparten experiencias. Mientras que en las terapias familiares o de pareja se busca recuperar el vínculo dañado por la adicción, resolver problemas derivados a la enfermedad y dar consejos a cómo ayudar en la recuperación”, indican desde el centro ambulatorio Despierta, especializado en el tratamiento de adicciones al alcohol y drogas.