Los dentistas también tienen servicios de urgencia

Entradas recientes

Categorias

Nos cuesta mucho decidirnos para ir al médico a que nos revisen si nos encontramos mal… pero que vayamos al dentista, si cabe, es todavía más difícil para nosotros. Ya sea por miedo a malas experiencias pasadas, ya sea porque es el tipo de médico que más inseguridad nos provoca, o sea cual sea la razón, evitamos ir a su consulta cuanto nos sea posible.

Esto puede derivar, en ocasiones, en situaciones insostenibles que nos hacen cuestionarnos, seriamente… si nos aguantamos o si, para nuestra desgracia, ha llegado la hora de llamar a una clínica dental y acudir a urgencias.

Las urgencias en el dentista también existen

Muchos de nosotros, por no decir la inmensa mayoría de la población, desconocemos por completo que muchas clínicas dentales ponen a nuestra entera disposición un servicio de urgencias, y que basta con llamar a un número en concreto facilitado por ellos para que, sea la hora que sea, nos abran las puertas y nos atiendan, como en cualquier tipo de urgencias.

Es importante recordar que algunos problemas dentales pueden empeorar con el tiempo y pueden requerir tratamiento urgente para evitar complicaciones graves. Por lo tanto, si tiene algún síntoma o dolor que le preocupa, no dude en contactar a su dentista o acudir a un servicio de urgencias dentales lo antes posible.

Las urgencias dentales son situaciones que requieren atención inmediata de un dentista porque, en caso de que no se traten como debieran en el momento, pueden llegar a transformarse en algo mucho, mucho peor. Por eso, es importantísimo recordar que, para no llegar a estos extremos, hemos de acudir al dentista con frecuencia para evitar complicaciones.

Las emergencias dentales pueden ser causadas por varios factores, como lesiones, infecciones, dolor de dientes muy intenso, hinchazón facial visible, diente roto o astillado, y otros problemas dentales graves de los que hablaremos en el presente artículo.

Las urgencias dentales pueden llegar a ser muy dolorosas, incómodas y, si no se tratan rápidamente, pueden provocar complicaciones más graves y volverse muy peligrosas. Por lo tanto, también es importante buscar atención dental de emergencia tan pronto como sea posible si experimenta algún problema dental urgente.

Por ello, si siente un dolor de muelas intenso, una inflamación en las encías, una infección dental, una fractura dental u otro problema dental que le cause un malestar significativo, debe considerar acudir al dentista de urgencia, más que a una urgencia de hospital.

Además, si ha experimentado un accidente o trauma en la boca o los dientes, como una caída o un golpe en la cara, debe buscar atención médica inmediata.

No olvide que, a pesar del miedo que presenta al médico, este no es más que un temor infundado que puede (y que debe), por su bien y el de los suyos, combatirse lo antes posible. Contra el miedo puede lucharse, pero contra une enfermedad peligrosa no tratada a tiempo… quizás es más difícil.

¿Cuándo acudir a urgencias en un hospital y cuándo acudir a urgencias en un dentista?

Es importante tener en cuenta que, si bien las emergencias médicas y dentales tienen algunas diferencias, a veces pueden estar muy relacionadas entre sí. Por ello, diferenciar a qué centro de urgencias acudir, a veces, puede llegar a ser muy complicado.

Por ejemplo, una infección dental puede propagarse a otras partes del cuerpo y convertirse en una emergencia médica si no se trata adecuadamente.

Si tiene un problema dental que no es una emergencia médica inmediata, pero que necesita atención lo antes posible, puede considerar acudir a un dentista de urgencia o una clínica dental que tenga disponibilidad para atenderle. Estas clínicas suelen tener horarios extendidos y están equipados para manejar casos de emergencia dental.

En caso de duda sobre si su situación es una emergencia médica o dental, puede llamar a su médico o dentista para obtener orientación y, así, saber a cuál de los dos debe acudir. También puede llamar al servicio de urgencias de su hospital local o al número de emergencias de su país para obtener asesoramiento sobre dónde buscar una atención médica adecuada.

  • Si se presenta, por desgracia, una emergencia médica que ponga en peligro su vida o su salud en general, debe acudir a urgencias de un hospital. Esto puede incluir problemas como dolor en el pecho, dificultad para respirar, desmayos, convulsiones, sangrado excesivo, entre otros.
  • Por otro lado, si tiene un problema dental urgente que no es mortal pero que causa un dolor significativo o molestias, debe surgir una urgencia de un dentista. Esto puede incluir problemas como dolor de muelas intenso, una infección dental, una fractura dental, un absceso dental, entre otros.

Resumen de actuación

  • Si tiene una emergencia médica que pone en peligro su vida o salud en general, vaya a urgencias del hospital.
  • Si tiene una emergencia dental que causa dolor o molestias significativas, vaya a urgencias del dentista.
  • En caso de duda, puede llamar a su médico o dentista para obtener orientación.

Motivos por los que podemos acudir a urgencias en un dentista

Los expertos de Clínica GEO nos han echado una mano para poder explicaros, más concienzudamente, cuáles son los casos en los que debes acudir a urgencias en un dentista.

De hecho, existen varias razones por las que alguien podría necesitar acudir a un dentista en situaciones de emergencia, tales como:

  1. Dolor de dientes intenso: Si está experimentando un dolor intenso e insoportable en los dientes, puede ser un signo de una infección dental o absceso, lo que requiere atención dental inmediata porque puede llegar a complicarse muchísimo.
  2. Diente roto o astillado: Si un diente se rompe o se astilla debido a un accidente o lesión, es importante buscar tratamiento dental inmediatamente para evitar infecciones y prevenir daños mayores.
  3. Sangrado de las encías: Si experimenta un sangrado inusual de las encías al cepillarse los dientes o al morder alimentos duros, puede ser un signo de enfermedad de las encías o lesión en la boca. Pero recuerde que, para acudir a urgencias por un sangrado de encías, ha de ser un sangrado importante, y no una tontería que pueda esperar al día siguiente en horario normal de atención al público.
  4. Hinchazón facial: Si nota una hinchazón repentina y dolorosa en la cara, puede ser un signo de infección dental o absceso, lo que requiere atención dental inmediata.
  5. Dolor en la mandíbula: Si experimenta un dolor agudo en la mandíbula o tiene dificultad para abrir o cerrar la boca, puede ser un signo de una disfunción temporomandibular (DTM) o un absceso dental.

Es importante tener en cuenta que estos son solo algunos de los motivos por los que alguien podría necesitar acudir a un dentista en situaciones de emergencia.

Si tiene alguna preocupación dental, siempre es mejor consultar a un profesional de la salud dental para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.

¿Cómo evitar tener que ir a urgencias de un dentista?

Para evitar tener que acudir a urgencias de un dentista, es importante llevar una buena higiene dental y mantener una rutina regular de cuidado bucal.

Aquí hay algunas prácticas que puede seguir para mantener sus dientes y encías sanos y prevenir problemas dentales:

  • Cepille sus dientes al menos dos veces al día con una pasta dental con flúor y use hilo dental diariamente para eliminar la placa y los restos de comida de sus dientes.
  • Use un enjuague bucal para ayudar a matar las bacterias que causan la placa y el mal aliento.
  • Limite su consumo de alimentos y bebidas azucaradas y pegajosas que pueden causar caries y erosionar el esmalte dental.
  • No fume ni use productos de tabaco, ya que pueden aumentar el riesgo de enfermedades de las encías y otros problemas dentales.
  • Visite a su dentista regularmente para limpiezas y exámenes dentales, incluso si no tiene dolor o problemas aparentes.
  • Además, si realiza actividades que pueden dañar sus dientes, como deportes de contacto, use un protector bucal para reducir el riesgo de lesiones dentales.
  • Además, si tiene algún dolor o molestia dental, no espere a que empeore antes de buscar atención dental. Acuda a su dentista de inmediato para que pueda detectar y tratar cualquier problema dental antes de que se convierta en una emergencia dental.

Porque, como ya hemos explicado, luchar contra una molesta o infección en su inicio es mucho más sencillo que cuando está en su estadio más avanzado y, lo que en un principio requería, tan solo, de un par de pastillas… puede acabar convirtiéndose en una cirugía para intentar salvar su pieza dental… e, incluso, su vida.

Lucha contra el miedo y acude al dentista… por su salud

Si tienes miedo de ir al dentista, hay varias cosas que puedes hacer para superarlo.

  • En primer lugar, habla con tu dentista sobre tus preocupaciones. Un buen dentista te escuchará y trabajará contigo para encontrar una solución que te haga sentir cómodo y seguro durante tus citas dentales.
  • También puedes intentar técnicas de relajación como la respiración profunda o la meditación para ayudar a reducir el estrés antes de tu cita.
  • Además, considera llevar música o audiolibros contigo para escuchar durante el tratamiento y distraerte.

Recuerda que, cuanto más tiempo pospongas ir al dentista, mayores podrían ser los problemas dentales que podrías desarrollar. Es mejor abordar cualquier problema dental lo antes posible para evitar complicaciones mayores en el futuro.

Entradas Populares Relacionadas

Una jubilación demasiado precoz

Una jubilación demasiado precoz

Hola a todos. Mi nombre es Enric y soy el primero en inaugurar este nuevo blog para contar mi historia. Llevo jubilado dos años, pero mucho más tiempo sin poder…

Probando cosas nuevas, a mi edad

Probando cosas nuevas, a mi edad

Yo pensaba que a mi edad tenía pocas cosas que descubrir en cuestión de alimentación, pero ahora resulta que hay miles de cosas que no he probado y que mi…

Niños que cumplen años en Navidad

Niños que cumplen años en Navidad

No es que yo conozca a muchos pequeños que hayan nacido en navidad pero tengo a mi nieto, que es un amor de niño, con el que siempre tenemos un…