Lumbago: origen, síntomas y tratamiento

Entradas recientes

Categorias

La gente comúnmente se refiere al dolor repentino en la región lumbar como lumbago. Los médicos llaman al cuadro clínico lumbago, lumbalgia aguda o síndrome de ciática. Ocurre con mayor frecuencia en la zona lumbar, entre la cuarta vértebra lumbar y la primera sacra.

Los síntomas del lumbago a veces duran uno o dos días después del movimiento «incorrecto» que causó la irritación del nervio. Pero incluso después el lumbago se sigue notando, ya no como al principio, sino como una sensación sorda que recuerda al dolor. Después de aproximadamente media semana, estas secuelas también deberían desaparecer.

Sin embargo, si los síntomas duran más de dos semanas y no desaparecen, debes consultar a un médico que pueda identificar otras causas del dolor. Una hernia de disco puede ser responsable de la afección.

¿Dónde está el dolor del lumbago?

El dolor repentino del lumbago es a veces despiadado y se irradia desde la región entre las nalgas y la ingle. Los afectados suelen describirlos como puñaladas, pero también como tirones o perforaciones. En la mayoría de los casos, la única medida directa natural que ayuda es una postura inclinada hacia adelante.

Además, los músculos de la espalda se endurecen y se desencadenan nuevos dolores cuando se ejerce presión sobre las apófisis vertebrales lumbares.

¿Cómo se detecta el lumbago?

Ten la seguridad de que si tienes lumbago lo notarás. Aunque pueden transcurrir hasta varias horas entre el desencadenante real y la reacción repentina de dolor, en la mayoría de los casos incluso notará cuál es la causa inmediata del dolor (generalmente un movimiento de torsión ).

Sin embargo, si el lumbago se presenta como síntoma, lo notarás inmediatamente debido al típico dolor punzante. Generalmente se encuentran sólo en un lado del cuerpo .

¿Qué es el dolor de flanco?

Dado que el dolor del lumbago normalmente sólo se produce en un lado del cuerpo (por lo general, después del estímulo sólo se coloca una mano en la espalda de la persona afectada), se lo denomina dolor en el flanco. Tiene un carácter ondulado y puede tener muchas otras causas además de la irritación de los nervios, como cálculos renales o pancreatitis. En estos casos, también existen otros síntomas específicos.

Causas del lumbago: ¿Cómo puede ocurrir el lumbago?

Los desplazamientos menores en las articulaciones vertebrales provocan espasmos violentos en los pequeños músculos circundantes. Los músculos endurecidos presionan ahora los finos nervios que emergen del canal espinal, lo que provoca un dolor punzante extremadamente fuerte. Este dolor puede provocar restricciones masivas de movimiento.

Dado que muchas fibras nerviosas conductoras del dolor recorren la región lumbar, incluso alteraciones menores pueden provocar un dolor intenso.

¿Es peligroso el lumbago?

El lumbago no supone un riesgo permanente para la salud. No se desarrolla de forma crónica, es decir, durante un período de tiempo más largo, y los síntomas suelen desaparecer por sí solos con relativa rapidez. Medidas sencillas también pueden favorecer la curación.

Sin embargo, si además del típico dolor, experimentas entumecimiento, problemas para orinar o defecar, o síntomas de parálisis, entonces los expertos recomiendan urgentemente acudir al médico porque podría tratarse de una hernia de disco.

Hernia discal y desgaste vertebral

Otras causas también provocan dolores intensos: por ejemplo, una posible hernia de disco en la región lumbar o el desgaste de una vértebra relacionado con la edad.

Además, la obstrucción de una vértebra o de la articulación sacroilíaca puede provocar lumbago. Aunque el lumbago parezca surgir de la nada, todavía hay factores que lo originan. Los médicos conocen algunas de las causas que provocan el lumbago:

  • Desencadenantes típicos del lumbago.
  • Frío o corriente de aire en la espalda.
  • Movimientos bruscos.
  • Carga excesiva o incorrecta.
  • Sentado por largos periodos de tiempo.
  • Signos de desgaste en la columna vertebral.
  • Levantamiento incorrecto de cargas con respaldo redondeado.
  • Debilidad de los músculos de la espalda.
  • Accidente.

Factores de riesgo de lumbalgia

La reacción natural del cuerpo al dolor es una fuerte tensión en los músculos de la espalda, que perjudica gravemente la movilidad: los pacientes suelen tener la sensación de un bloqueo en la zona lumbar.

El lumbago no ocurre en todas las edades. Los niños normalmente se salvan de esto. El lumbago también es menos común en personas mayores de 60 años porque su columna suele estar tan rígida que resulta difícil moverla o bloquearla. Cualquier persona entre 30 y 50 años que no tome medidas preventivas corre un riesgo especial.

Tratamiento del lumbago: ¿Qué se puede hacer contra el lumbago?

¿Qué hacer si tienes lumbago? ¿Y cuáles son las medidas preventivas? Dado que el lumbago puede tener numerosas causas, también existen muchas opciones de tratamiento . Un lumbago sin complicaciones, por ejemplo, es definitivamente adecuado para el autotratamiento. Al principio, el médico simplemente recetaría un analgésico antiinflamatorio y calor.

Terapia de lumbago por parte del médico

Dependiendo de la causa del lumbago, el médico recomendará diversas medidas terapéuticas. En muchos casos, la fisioterapia puede ayudar. Los ejercicios para la espalda y el estómago fortalecen los músculos y previenen un mayor lumbago.

En casos extremos y aislados, puede ser necesaria una cirugía de columna, pero esto ocurre en un porcentaje ínfimo de los casos de lumbago.

También existe otro “método rápido” disponible para pacientes con lumbago. Es muy eficaz, pero también controvertido. Es una inyección con un ingrediente activo que relaja los nervios y alivia la tensión. Esto lo administra un médico.

Sin embargo, una inyección de este tipo también tiene desventajas en forma de efectos secundarios peligrosos. Esto puede provocar inflamación, reacciones alérgicas o hematomas. Por eso, muchos médicos recomiendan tomar comprimidos si es necesario tomar medicamentos.

Remedios caseros para el lumbago: calor o frío

Es mejor tratar la tensión con temperatura. Cada uno tiene que probarlo por sí mismo y decidir individualmente si el calor o el frío ayudan mejor con el dolor. Muchos enfermos confían en los tratamientos térmicos. Estos aumentan la circulación sanguínea y relajan los músculos tensos.

Una almohadilla térmica, una bolsa de agua caliente o un parche térmico pueden ayudar aquí. Las compresas de fango, calentadas en el microondas o en el horno, alivian el dolor. El calor dilata los vasos sanguíneos y alivia los calambres. Ten cuidado de no quemarse o escaldarse.

Lumbago: el ejercicio como forma de terapia

El tiempo que se debe evitar el ejercicio después del lumbago depende principalmente de la intensidad del dolor. Si sufres de dolor agudo, sólo debes realizar fisioterapia después de consultar a tu médico. Cuando el dolor disminuya, puedes pedirle a un fisioterapeuta que te muestre ejercicios que estabilizarán tu columna.

También son posibles masajes para aliviar la tensión en la espalda. Estos también ayudan, pero no deben realizarse si hay dolor agudo.

También son posibles y recomendados ejercicios que reducen los desequilibrios musculares . La columna debe volver a movilizarse suavemente para fortalecer los músculos de la espalda. Esta es también la medida más importante contra las recaídas. Cualquier cosa que relaje pero que fortalezca los músculos de manera específica y al mismo tiempo despierte una nueva sensación corporal puede ayudar.

Los profesionales de L4 señalan que los primeros auxilios se proporcionan mediante la posición de escalón, que alivia la tensión en la espalda. Para ello, la persona afectada se acuesta boca arriba y dobla las piernas. El cuello y la zona lumbar se apoyan en una toalla enrollada, las rodillas y la parte inferior de las piernas descansan sobre un cojín firme. Si quieres, puedes adoptar la posición varias veces al día.

Posibles ejercicios de fortalecimiento:

  • Ejercicios según Feldenkrais.
  • Relajación muscular progresiva según Jacobson.
  • Pilates.
  • Entrenamiento Kieser.
  • Ejercicios de la escuela de espalda.

Homeopatía para el lumbago

Dependiendo del origen, se pueden utilizar diversos remedios homeopáticos contra el lumbago.

  • Dulcamara: Si las condiciones de frío o humedad han causado lumbago, entonces Dulcamara, un remedio elaborado a partir de la hierba mora agridulce y altamente venenosa, puede ayudar. Esta planta también se utiliza en medicina científica, pero sólo de forma externa como ungüento.
  • Bryonia: si tienes dolor de espalda intenso, también puedes utilizar Bryonia, un nabo que también es venenoso para los humanos. El contacto con la piel provoca irritación y ampollas. La savia de la planta se diluye de forma homeopática.
  • Aconitum: Para el dolor repentino de lumbago y la ansiedad que lo acompaña, Aconitum es el remedio homeopático de elección. Aconitum es el acónito, una de las plantas más venenosas de Europa. Tocarlo provoca erupciones cutáneas, tragarlo provoca insuficiencia cardíaca y paro respiratorio. Todas las partes de la planta se utilizan de forma homeopática; están disponibles a partir de la potencia cuatro, aunque la potencia 30 es común.
  • Rhus toxicodendron: si el dolor es intenso al inicio de un movimiento y luego desaparece, Rhus toxicodendron puede ayudar. El remedio proviene de la hiedra venenosa y se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina nativa americana. Las hojas de la planta se preparan de forma homeopática.

Prevención contra el lumbago: Más eficaz de lo que crees

Especialmente con un estilo de vida saludable, el lumbago se puede prevenir de forma eficaz y exitosa. Es importante realizar pausas regulares para relajarse y hacer ejercicio en la vida cotidiana y en el trabajo. Esto es especialmente cierto en un trabajo en el que uno se sienta con frecuencia. Una dieta sana y un peso normal evitan la sobrecarga de la región lumbar.

Para llegar a la raíz del problema, el deporte de fortalecimiento de la espalda ayuda. Pueden ser ejercicios especiales para la espalda o deportes como la natación o el yoga. Estar sentado constantemente ejerce mucha presión sobre la espalda, por lo que es mejor salir a caminar con regularidad.

Entradas Populares Relacionadas

Una jubilación demasiado precoz

Una jubilación demasiado precoz

Hola a todos. Mi nombre es Enric y soy el primero en inaugurar este nuevo blog para contar mi historia. Llevo jubilado dos años, pero mucho más tiempo sin poder…

Probando cosas nuevas, a mi edad

Probando cosas nuevas, a mi edad

Yo pensaba que a mi edad tenía pocas cosas que descubrir en cuestión de alimentación, pero ahora resulta que hay miles de cosas que no he probado y que mi…

Niños que cumplen años en Navidad

Niños que cumplen años en Navidad

No es que yo conozca a muchos pequeños que hayan nacido en navidad pero tengo a mi nieto, que es un amor de niño, con el que siempre tenemos un…